search
En
expand_more
FACEBOOK · TWITTER · LINKEDIN · INSTAGRAM
close
Buscando...
Desarrollos

{{result.title}}

{{result.city}}

Ver desarrollo
Español English

CDMX Conjunto Juan de la Barrera Col. Hipódromo Condesa

Conjunto-Juan-de-la-Barrera_Condesa_México
No. de viviendas
93
Área libre m2
2094
Superficie predio
4040
Arq.
Arq. Javier Sánchez
Apto. desde m2
121
Apto. hasta m2
256
Año
2019
Ciudad
CDMX
T
Conjunto Juan de la Barrera
por Luis Guerra

here is a balance between what seems to conserve the memory – urban and environmental level – and the manifest control of the new real estate developments in this central area of ​​Mexico City. In exchange for that, an effort expressed in the work done for the preservation of the most elemental of the so-called “Heart of the Countess” is achieved: a new city postulate. Located between Cuernavaca and Atlixco streets, occupying two thirds of the corresponding block over Juan de la Barrera, the complex developed by JSa Promotora is in a region that expresses the artistic heritage, public space, housing and architectural postulates of professionals in construction.

The functionalist movement in modern architecture -introduced in Mexico thanks to architects such as Mario Pani and Juan O ‘Gorman-, and the art deco style -impregnated in the nation by artists such as Juan Segura and Francisco J. Serrano-, have monopolized the capital of the country to some of the most important characters in the development of real estate projects. Both currents, belonging to the decades of 1920 and 1930, served as the advance in the creation of a key architectural heritage in the foundations of Mexico City as an urban monument raised at the point of accumulation of neighborhoods as if economic clusters were . The works that are categorized under their dogmas are very appreciated by contemporary researchers due to the concepts expressed in their buildings, some as the following: dynamism of their surfaces, canopies adorned with medallions or prefabricated frets, impeccable facades, diversity of textures, motifs in each of its finishes, and respect for rhythm and geometric issues.

El diseño estético de las viviendas en venta promueve la conexión de sus dos fases –en un adecuado modelo de calidad, accesibilidad, y estética– con sus inquilinos. Ubicado a un lado de lo que era la entrada del antiguo Hipódromo Condesa de la Ciudad de México, el complejo de JSa está rodeado por algunos de los principales pulmones naturales de la capital del país. Las torres del proyecto se concentran en la parte posterior del predio con el objetivo central del respeto por las bellas arboledas, las dos casas catalogadas como patrimonio, y el paisaje característico de la colonia. Se trabajó en esa parte del terreno entendiendo que en años anteriores existían jardínes alrededor de los hogares. Una segunda prioridad es la mantención de los árboles, los cuales generaron una serie de toma de decisiones en un sano balance. Se ganaron y conservaron 2,109 m2 –que representa un 52% de la extensión total de la primera fase del proyecto– de jardines y arboledas. El Conjunto Juan de la Barrera se convirtió en la expresión simultánea de un concepto centralizado y la solución de los sótanos a través de sus áreas verdes y estacionamientos permeabilizados.

El Conjunto Juan de la Barrera se compone de dos diferentes fases: a) con cinco edificios y dos casas catalogadas, la primera fase destaca por sus alternancias entre la naturaleza y el material de calidad empleado en los cimientos de la estructura, es uno de los conjuntos residenciales contemporáneos más especializados en la conservación de las áreas verdes en la Ciudad de México, y destaca la generación de 59 viviendas en su organización; b) la segunda fase de este desarrollo de JSa contempla una edificación de 34 departamentos, desde 121 m2 hasta 256 m2 de extensión, en un edificio de seis niveles sobre un predio de 1,571 m2. La gestión de más de una década por parte del taller de arquitectura de Javier Sánchez logró la realización de un proyecto integrador que procura el enaltecimiento del patrimonio artístico y ambiental –en una sincronía intrínseca– de la Colonia Condesa. Fue necesaria la demolición del predio en Cuernavaca 14, que no tenía un valor patrimonial, y se preservaron las fachadas características de Cuernavaca 10. Al optar por la mantención de las casonas catalogadas como patrimonio, se logró un frente de ciudad que se intensifica su uso al estar en el corazón de la manzana.

En la actualidad, la Colonia Condesa vive un periodo de renovación necesario y oportuno. La significación de desarrollos como el Edificio Condesa (Avenida Mazatlán) o el Edificio Tehuacán (Avenida México) ha ocasionado un énfasis en el alcance de construcción que se debe de estructurar en la colonia, un objetivo conquistado por los esfuerzos del taller de arquitectura de Javier Sánchez y su preferencia por la edificación en los barrios más icónicos de la Ciudad de México. Hoy en día, en el mercado inmobiliario existe una infinidad de proyectos densos en los corredores urbanos, propios de la Colonia Condesa, que reflejan un impacto negativo en el ámbito natural del barrio. La pauta que identifica a los proyectos de JSa promete una edificación que permita apreciar los valores naturales –en cuanto al respeto por las arboledas y los espacios verdes– y los sociales –haciendo referencia a la comunicación visual y su labor con los ciudadanos– de la región.

A pesar de que Conjunto Juan de la Barrera ha sido uno de los proyectos de JSa más intensos y atendido por los vecinos del complejo –entre los que se cuentan por colindar directamente los inquilinos del icónico Conjunto Veracruz (1996-2000), obra iniciática de Javier Sánchez–, este desarrollo está conformado con las amenidades inmediatas que permiten las comodidades más eficaces para sus residentes. El impacto que tiene un proyecto como éste, en donde se construyen más de 80 viviendas en 4,000 m2, es un proyecto que no amenaza. En opinión de Javier Sánchez, este proyecto equivale a 20 edificios pequeños de tres viviendas por terreno que existen en las calles colindantes. Los proyectos sumados son una gran oportunidad para la construcción de una ciudad.

En el desarrollo inmobiliario se permite el entendimiento de dos aspectos: el primero, como un posibilitador de oportunidades para el enriquecimiento –social, cultural, artístico– de una metrópoli; y segundo, el peyorativo que busca restarle valor a las grandes urbes por la falta de complementos que toquen las fibras sociales. En el Conjunto Juan de la Barrera se ven factores arquitectónicos que hacen referencia a la movilidad y a la trascendencia social. Es el ejemplo del proceso de aprendizaje del taller de arquitectura de JSa, que 20 años después, sigue cuestionando fuertemente lo que se está haciendo dentro de los barrios añejos en Ciudad de México. Se sigue creyendo en los orígenes de la verdadera construcción de una ciudad.

Reserva una visita

Amsterdam68_Condesa_Mexico
Ámsterdam 68
Col. Hipódromo
Esmeralda_Condesa_México (1)
La Esmeralda 6
Col. Hipódromo Condesa